Make your own free website on Tripod.com

 

 

___________

El figurante deportivo y algo más

El diccionario de la Real Academia Española no contiene la acepción de " figurante ", tal cual se la conoce en Cinofilia, pero se puede arribar a través de palabras parecidas a tener una definición formal .
Figura : forma exterior de un cuerpo, por la que se diferencia de otro .
Figurar : representar, delinear y formar la figura de algo .
Figurante : comparsa de teatro .
En cinofilia un figurante : deberia ser una persona dotada de cierto talento teatral, capaz de representar un rol dinamico y expectante por momentos, con actitudes y figuras que entrañen cierta noción de peligro para el perro y en función de ello llegar a lograr determinadas respuestas instintivas, todo por supuesto con la consiguiente y correcta lectura formal del can con el que se trabaja .
El hombre que trabaja en figuración requiere, especialmente, cuando lo es a nivel oficial o de club, una serie de requisito , que deben ser tenidos en cuenta en todo momento, aùn incluso, después de haber sido designados .
En principio, un buen figurante debe poseer además de una muy buena aptitud física y psíquica, un adecuado desarrollo motórico, honestidad deportiva (esto significa lo mismo para el perro del amigo, como del de aquel que no lo es) humildad, para aceptar que siempre hay algo para aprender y corregir, amor por la raza, ética profesional y no tenerle miedo a los perros, sino un profundo respeto por ellos .
Combinando todo esto con el " timing " necesario se obtiene una buena descripción de un " ataja - perro " . Porque lo denomino así ?, pues por una razón muy simple, para poder recibir el apelativo de figurante además de lo mencionado, el hombre que se dedica a trabajar perros en la sección de protección debe tener condiciones que exceden lo dicho al principio como por ejemplo, saber descubrir con apenas una simple ojeada en el ejemplar con el que se está trabajando ( “ leer “ ), cuales son los indicios ciertos del temperamento que le permitirán llevar el entrenamiento por los senderos que el can debe transitar .
Debe además de ser un profundo observador y conocedor de todos los detalles que la conducta canina en general manifiesta, saber como canalizarlos positivamente, además puede y debe hacer más que proponerle lucha, por ejemplo es muy importante que el can descubra que puede derrotarlo .
Todo lo antedicho se traduce en experiencia y sensibilidad que son otros dos importantes factores que intervienen en la formación del señuelo; podemos decir entonces, que un figurante es fundamentalmente un forjador y formador del carácter de un perro, así prácticamente, nos estamos refiriendo a un estudioso del comportamiento animal, se puede decir entonces de acuerdo a todo lo expuesto que el figurante debe poseer, dotes ciertas y bien fundadas de entrenador y adiestrador, que le permitirán desarrollar y/o formar en el ejemplar las tendencias buscadas y que su comportamiento va evidenciando .
El figurante debe además poseer dos condiciones muy importantes por un lado debe saber qué instintos innatos como presa y autodefensa y la agresión como dote del caracter, los puede utilizar para convertir el perro en uno de protección, por eso es necesario enfatizar y fijar ese conocimiento teórico, que a estas alturas, solo, no es bastante para ser un buen figurante, la experiencia práctica entrenando perros es el segundo requisito completamente imprescindible para ser un buen señuelo.
Por otro lado creo sin lugar a dudas que la teoría además de ayudar a alcanzar algunas metas del entrenamiento más directamente, ayuda a prevenir muchos errores en la practica, pues es más fácil desarrollar nuevas técnicas en teoría que hacerlo solo a través del ensayo y error .
Discutiendo y razonando el entrenamiento de protección en teoría, se logrará infaliblemente más entendimiento para la parte práctica .
El "timing ", como digo más arriba, es, además de ser una condición elemental, una de las herramientas fundamentales a utilizar y aplicar pues significa poseer dominio no solo de la técnica necesaria, sino también del momento justo en que esta interviene en la formación del entrenado .
El Dr Helmut Raiser dice que “ un verdadero figurante debe saber favorecer el instinto del animal, levantándolo y haciéndolo aflorar “, pero al mismo tiempo debe conocer la forma de equilibrar y estabilizar tanto la conducta como los mencionados instintos, también debe saber como y cuando aplicar, las distintas llaves o recursos .
Llaves que como el demostrar temor, el mirar a los ojos dar la espalda, huir en el momento justo, usar la mano en garra, agazaparse, látigo, y tantas otras técnicas y recursos que existen y que cada uno en lo personal esgrime y aplica, irán logrando una adecuada respuesta de acuerdo al estímulo que significa representar el rol teatral mencionado, dando sensación de ganancia para el perro en todo momento y creando al mismo tiempo en cada paso, imperceptibles obstáculos que sean fáciles de superar por aquel .
Agregando a todo lo mencionado, un criterio razonable y justo -- para no ceder en ciertas y determinadas situaciones a la tentación de extralimitarse --, más un profundo conocimiento de los reglamentos junto con sus puntuaciones, se conformará una escala de valores imprescindible para formar hombres que trabajen por el bien de la raza, del deporte canino en general y del club al que pertenecen .
Por la descripción que hago parecería que es un personaje muy difícil de encontrar y formar, en verdad, lamentablemente es así, ya que en nuestro medio hay una evidente falta de figurantes capaces y hábiles, si bien a nivel mundial existe gente muy habilidosa, por desgracia no son tantos como deseariamos .

No creo que esté de más apuntar que aprendices o gente que no posean todas las condiciones antedichas y en especial mucha experiencia, no deberían bajo ningún punto de vista y por todo lo expuesto, trabajar con perros en esta sección tan importante, fundamentalmente porque las improntas que se generan en ejemplares jóvenes o cachorros especialmente en estos últimos son muy difíciles de borrar o modificar .
Por esta razón es muy importante entrenar personas que poseyendo los requisitos formales y elementales expuestos al principio, quieran aprender a trabajar con humildad y contracción en una profesión que cabal y definitivamente yo definiría, y no en función de ninguna actitud machista, como un trabajo de hombre cuya única recompensa es, en muchas ocasiones una cicatriz más en el cuerpo, a la cual se agrega la mayoría de las veces, la enorme satisfacción que representa hacer un buen trabajo e ir viendo los resultados a medida que progresa el aprendizaje de nuestro pupilo, esto último es quizás una opinión muy subjetiva, pero a mi, como figurante me sucede todo el tiempo .
En muchos sentidos el figurante es y ha sido siempre, un auxiliar muchas veces muy poco considerado por muchos de los sectores que integran el espectro cinófilo, en especial en nuestros paises (público e instituciones en general), hasta el extremo de estimar en algunas ocasiones que el figurante parecería ser el único culpable de que algunos ejemplares no cumplan correctamente con su prueba de coraje, tanto en lo que respecta a su preparación como en la prueba en sí .
Por ello es justo reconocer que en la crianza actual existen algunos ejemplares, que han sido seleccionados como reproductores con problemas ocultos de temperamento y que han contribuido en gran medida a escenas por todos nosotros conocidas en las cuales, más allá de que el profesional haya errado el camino en la preparación, el figurante actuante en la prueba tiene muy poco o nada que ver, y a traves de las cuales se verifica el refrán, " Lo que Natura no da Salamanca no presta " .
En función de esto, por más que el figurante sea lo suficientemente hábil como para fabricar una actitud superficial en un sujeto y para una determinada circunstancia, los beneficios de la construcción artificial de esa actitud solo serán importantes para el individuo en particular y no para la raza en general .
En otro orden, digo más arriba que está es una profesión en donde las satisfacciones y los pagos casi siempre se cuentan de acuerdo a las cicatrices o marcas que el hombre lleva en su cuerpo como señas claras de su paso por la profesión, algunos decimos que son trofeos de guerra, pero pienso que más allá del aspecto anecdótico que esto representa, se esconde un problema importante como es el accidente de trabajo, creo firmemente que el figurante en general debiera ser un poco más considerado en ese sentido por parte de quienes utilizan sus servicios a los efectos de tener un resguardo legal en el caso de accidentes más o menos graves que se han producido invariablemente tanto en prácticas como en actividad oficial .
El club que utiliza esta clase de servicios debiera contratar como algo muy necesario, algún tipo de seguro para subsanar lo que a veces sucede en pos de la práctica de un deporte considerado hobby, como es la crianza y entrenamiento de perros en general.
Además y para no cargar las tintas sobre a quien le corresponde esta responsabilidad, es justo reconocer que muchos de los figurantes que he visto trabajar tanto aquí en Argentina, como en otros países vecinos, no solo en la parte deportiva sino también en lo que respecta al perro de guardia civil, comercial o empresarial, suelen despreciar el trabajar con elementos apropiados de protección llámese mangas, pantalones, chaquetas y/o protectores de todo tipo, como ser tobilleras, pantorrilleras o inguinales .
Esto es bastante sintomático de la clase de educación que tenemos los latinos en general, al menospreciar nuestra propia seguridad, cosa que los europeos y americanos no hacen en absoluto, la cultura que ellos tienen en este y en muchos otros sentidos, hay que reconocerlo, nos supera largamente .
Para una competencia oficial sea o no importante, la institución organizadora tiene la obligación de indicar al figurante el vestirse adecuadamente con chaqueta y pantalón protector, pues sabe que si ese hombre que lleva a cabo una tarea de riesgo como la nuestra se lastima, tendrá un grave problema por delante, que puede devenir en un probable juicio a la entidad, que pudiera ser subsanado con un simple seguro de accidente de trabajo, contratado tanto por la institución, como por el propio figurante .
De esta forma nos ahorraríamos un montón de posibles sinsabores provocados por nuestra consabida y nunca bien ponderada improvisación argentina y/o latina .
Por otro lado y yendo a los elementos necesarios para trabajar con un perro, es costumbre inveterada de muchos figurantes, que se dedican a esto profesionalmente, aunque últimamente esta situación se está revirtiendo, trabajar con elementos que la mayoría de las veces no son aptos y que además suelen ser insuficientes, como por ejemplo utilizar una misma manga y para colmo, de las duras o de concurso, en todas las secuencias de entrenamiento tanto con cachorrones o jóvenes que recién empiezan, como con perros ya avanzados en sus grados de aprendizaje .
Esto, no sucede en países avanzados en materia de adiestramiento canino de Europa y en E.U.A. en particular, siendo considerado muy poco profesional, peor aún, va en contra y en detrimento del mismo trabajo del figurante o entrenador .
Hago mención de esto porque suele suceder que generalmente en trabajos a realizar en domicilios, algunos adiestradores y/o entrenadores se presentan con un trapo raído o chorizo de yute que hace tiempo
tendrían que haber tirado a la basura no solo por su costo y su poco creíble efectividad, sino además por una cuestión de imagen o impresión en el futuro cliente .


Por todo lo expuesto y varias razones más que seria largo de enumerar y explicar, los elementos auxiliares de la labor del señuelo representan las herramientas de trabajo que no le deben faltar a ningún profesional que se precie de ello, por el mero hecho que sin estas no se puede llevar a cabo y en forma eficiente la labor de la que hablo .
Es recomendable entonces, fundamentalmente porque vivimos en una época muy competitiva y nuestra profesión está incluida dentro de lo que se conoce como de servicios, presentarse a quien los requiere, con una estructura que comercialmente beneficiará a ambos ( cliente y entrenador ) o sea buenos elementos y buena presencia .
Es necesario mencionar que la profesión de adiestrador y/o figurante, es en muchos aspectos un trabajo que se ejecuta artesanalmente y como todo trabajo que pertenece al orden de las artes debe respetarse y ser respetado en especial por sus propios ejecutores y esto significa no hacer nada que vaya en desmedro de nuestro propio oficio .
Un punto al que me quiero referir también es la capacitación profesional, que encierra en si misma las claves para desarrollar una eficiente labor a nivel de lo que el cliente o propietario de perros exige .
La capacitación profesional tal como se la conoce y practica en Europa y EUA, propone fundamentalmente el preparar personas que no solamente tengan una correcta aptitud física y predisposición, sino también que trabajen en función de lo que se necesita de ellos, es decir perfectos colaboradores y defensores de la raza y verdaderos instructores del perro en lo que al trabajo de protección se refiere .
Entiendo y considero que la única forma de preparar buenos figurantes, es capacitar a los mejores y año a año corregir errores de aplicación, agregando nuevos conocimientos y actualizando las técnicas usadas, a través de cursos y seminarios que se llevan a cabo con gente de nuestro país y visitantes extranjeros que aportan su sapiencia y experiencias contribuyendo de esta forma a engrandecer sus conceptos y conocimientos .
No se puede decir, como alguno me ha dicho alguna vez que no tienen nada que demostrar o aprender, estas demostraciones de vana soberbia por lo general se vuelven en contra del que las expresa, debido a que siempre se terminan encontrando con la horma de su zapato, es decir perros que no saben como sacar adelante .
Estas faltas de modestia sumadas a la falta de capacidad son las que nos conducen a hechos lamentables como los que últimamente se ven a menudo en las pruebas de coraje, sin olvidar que no se puede trabajar con todos los individuos de la misma manera, en lo personal aunque siempre me las he tenido que arreglar dependiendo de mi propio criterio para trabajar, he tratado por años de mejorar mis conocimientos en beneficio de mi trabajo y de los perros que me confiaban aprendiendo de los que más saben, e incluso en los cursos que he dictado, de mis propios alumnos y por supuesto de los perros con los que he trabajado.
Se me ocurre que un hombre aprende cosas hasta el último instante de su vida, en mis viajes a lugares donde el buen trabajo de un figurante es moneda corriente, aunque los hay buenos y malos, no he desperdiciado ni un segundo la posibilidad de aprender de ambos y esto es justo lo que me mueve personalmente a tratar de obtener cada día más conocimientos e información a través de lecturas, más viajes, consultas a gente que sabe más que uno y por sobre todo seguir trabajando con perros, no solo para aumentar el conocimiento sino para transmitirlo a quienes quieran mejorar su trabajo o idoneidad.
En definitiva, el saber y la experiencia más enormes dosis de humildad, serán lo único que me permitirán hablar y ejecutar lo que pretendo dominar, en mi caso : el arte de la figuración .

Juan A. Messina
Figurante y adiestrador
Socio de POA N° 3429

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

____